Los colegios e institutos están llenos de cobardes

Me contaban que día sí y día no en la puerta del IES San Roque de Badajoz se producía una pelea entre pre-adolescentes. Niños de entre 12 y 13 años se pegaban por disputas comenzadas en horario escolar. Seguramente esto pasa en casi todos los institutos de este país y eso es más triste aún, especialmente cuando lo defendemos diciendo que es algo normal entre los adolescentes basándonos en “las hormonas”.

Un insulto, una provocación, un empujón en el recreo. Tensiones acumuladas son suficiente para llegar a las manos fuera del recinto escolar y mostrar ahí las plumas de colores y el pecho hinchado que harán que el grupo se fije en los ejemplares Alpha.

Hoy he presenciado una de esas peleas. He intervenido separando a los implicados porque aunque muchos padres lo piensen, no podemos eludir lo que estamos viendo diciendo que son cosas de niños. Y tampoco apoyar la idea de que tienen que aprender a solucionar sus problemas. No al menos de esa forma. Hay problemas que aún no pueden solucionar ellos solos. Necesitan de orientación y para eso están principalmente el hogar, el colegio y el instituto.

He sentido vergüenza ajena. Vergüenza de ver lo que ocurría y de cómo el resto de alumnos se convertían en alegres espectadores que disfrutaban del espectáculo sin hacer absolutamente nada.

Eran cobardes disfrazados de compañeros. Cobardes que animaban al enfrentamiento, que jaleaban cada golpe. Cobardes que pasaban de largo. Incluso los de aulas superiores. Cobardes que se reían de las caídas. Cobardes que miraban a otro lado. Cobardes que se frotaban las manos. Cobardes que coreaban el nombre de su favorito y destacaban sus golpes como un comentarista de radio.

Estos eran los cobardes que había en la puerta del instituto. Pero dentro de las aulas hay más cobardes. Posiblemente incluso sean los mismos: Los que atacan a los más débiles, los que disfrutan burlándose del alumno destacado, los que humillan para hacer la gracia sin medir las consecuencias, los que dan la colleja al de delante, los que quitan la silla a traición para divertir al grupo sin medir el riesgo de un mal golpe, los que empujan chulescamente con el hombro y por la espalda para provocar una disputa, como si fuera una noche de pub, los que la toman con el alumno o alumna que lleva gafas, el de las orejas grandes, el pelo largo, el de las buenas notas, el bajito, el alto, el que tiene brackets, el más rellenito o el delgado…

Los colegios e institutos están llenos de cobardes. Esos que a pesar de saber lo que es el bulling o acoso escolar lo practican o lo esconden.

Quiero pensar que todos los profesores y padres están concienciados con lo que sucede pero la realidad es otra.

No podemos mirar hacia otro lado. No valen las excusas. No vale quejarse de que no hay recursos. No podemos escudarnos diciendo que esto se soluciona con dinero. Lo siento pero sí hay que hablar de manzanas podridas. Están entre los alumnos, entre los profesores y entre los padres. Manzanas que corrompen la educación y el comportamiento… el sistema educativo.

Hoy me he sentido como aquel enfermo que murió de un infarto en la puerta de un hospital porque nadie salió a atenderle.

Solo un profesor que se marchaba a casa observó lo que sucedía y me echó una mano. Me pregunto si es necesaria la presencia policial en la puerta de los colegios e institutos.

No nos gusta que nos lo digan porque creemos que nuestros hijos son buenos, encantadores y respetuosos pero tal vez es hora de abrir un poco más los ojos. Nuestros hijos no son iguales en casa que en la calle. Sí, ya sé que lo sabes y tal vez por eso debemos observar. Tu hijo/a tal vez no es tan adorable como cuando lo arropas por las noches. Tal vez es el acosador. Tal vez es el lobo disfrazado de cordero. Ese que le hace la vida imposible a otros compañer@s.

Y a ti, niñ@ acosado. A ti que cada día sufres los insultos, las collejas, las burlas, la humillación y las agresiones físicas y verbales por parte de tus “compañer@s” de clase o de esos que dicen llamarse “amig@s” no tengas miedo de hablar, de contar lo que te está sucediendo, no te sientas chivato aunque te lo llamen, HABLA CON TUS PADRES porque serán los únicos que realmente te prestarán atención. Tú sí que eres el VALIENTE. Para otros seguramente tus problemas serán cosas de niños y no tendrán tiempo o ganas para ayudarte.

02/05/2017 Feliz Día Contra el Acoso Escolar.

Teléfono de ayuda contra el Acoso Escolar del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte 900 018 018.

Anuncios

Las niñas de comunión en Gea Photowords

Han pasado algunos años desde que hice para HOY el reportaje sobre Deleitosa (Extremadura)

Esta semana la gran fotógrafa Nuria López Torres me propuso participar en la sección ‘Detrás de una foto’ del blog de Gea Photowords con una de las fotografías de ese trabajo.

Si queréis saber un poco más sobre qué hubo y qué hay detrás de la fotografía de Andrea y Ruth vestidas de comunión pasaros por ESTE ENLACE

Gracias Nuria por vuestro interés en mi trabajo.

¡Ya está bien! Gratis no.

work01-web

Trabajando en BiH. Octubre de 2013. Foto: Srdjan Andjelic.

Hace unos días recibía un mail donde se me ofrecía la posibilidad de colaborar con un recién nacido magazine mensual.

Probablemente es el post más largo que os váis a encontrar en este blog, pero aquí os dejo la conversación real y completa mantenida con los responsables de la publicación en la que tratamos las condiciones de esa colaboración.
Que cada uno saque sus propias conclusiones.

——————————–

Buenas tardes, Lucas:

 Soy Jesús…, el editor de Mirador de Badajoz, un magazine sobre ocio y reportajes de interés que se distribuye de forma gratuita mediante buzoneo en Badajoz, concretamente en la zona de Valdepasillas, desde este mes de diciembre. Mirador de Badajoz es mensual, tiene una tirada de 5.000 ejemplares y está editada por el Grupo hibu. Cada número aborda en sus 32 páginas noticias, artículos elaborados, consejos prácticos, actividades para toda la familia y curiosidades que pretenden reflejar una imagen real de lo que se vive en el entorno. Asimismo, ofrece la posibilidad de que todas aquellas asociaciones, grupos deportivos, colegios y particulares, entre otros, que deseen hacerlo puedan enviarnos sus propios artículos o comentarios con el fin de lograr que cada edición sea más rica y que los vecinos se sientan identificados y partícipes de esta revista.

Me pongo en contacto contigo porque he visto tu web y nos gustaría ofrecerte la posibilidad de participar en nuestra revista. Bien con un artículo en el que hables de Badajoz ilustrado con alguna fotografía que te sugiera una historia que contar (he visto que en tu blog tienes algunas de ese tipo) o bien con una fotografía relacionada con la ciudad y de la que escribas un pie de foto largo en la que expliques que significa. He visto que organizas un curso de fotografía en Lisboa, y que puedes promocionar junto al texto. Además, me gustaría decirte que cualquier curso o exposición que organices, puedes hacérnoslo saber para anunciarlo en la sección de eventos de la revista. Igualmente si hay alguna cosa que quisieras aportar y no está entre las que te he señalado, no dudes en proponernosla.

Si te apetece, me comentas y concretamos. Para nosotros sería un placer.

Espero tu respuesta. Muchas gracias por adelantado por tu tiempo. Un saludo, Lucas.

Jesús ….
Editor
hibu Mediaworks, S.A.U.

——————————–

Hola Jesús. Encantado de saludarte.

En primer lugar quiero agradecer tu interés por mi trabajo y por supuesto desearte muchos años de éxito con ‘Mirador de Badajoz’.

No quiero ir de exquisito pero confieso que desconozco el formato de la revista, el diseño, el papel y la tinta, quiénes formáis el equipo de redacción, los colaboradores o los contenidos. Perdóname, debe ser ‘deformación’ profesional por llevar demasiado tiempo moviéndome entre publicaciones.

Parto de la base de que lo que me estás ofreciendo es una colaboración desinteresada, sin remuneración económica, aunque haces referencia a la opción de poder anunciar mis talleres junto al artículo o fotografía y eso me parece una señal de respeto por tu parte. Ya me comentarás de qué espacio estamos hablando.

Desconozco cómo saldrá está colaboración pero independientemente de si nuestra relación dura un mes o toda la vida recojo el guante y acepto tu propuesta. Tu apuesta por mí también es arriesgada y a esa acción tengo que darle el valor que merece!!! 😉

Jesús, no interpretes mis palabras como mensajes prepotentes, de verdad, nada más lejos de la realidad!! Solo quiero que todo salga bien y no haya malos entendidos por el camino. Por este motivo veo necesario que hablemos también sobre los derechos de los textos y las imágenes ya que de un modo u otro terminarán en los discos duros de tu revista.

Si esta colaboración finalmente se pone en marcha es importante que te diga que no tengo intención de perder ninguno de los derechos que poseo sobre mis imágenes o los textos que pudiera publicar, aunque supongo que ya contabas con esto.

Espero y deseo que este mail sea el punto de partida en nuestra colaboración.

Quedo a la espera de tu confirmación, o no, para comenzar esta bonita aventura desde el ‘Mirador de Badajoz’

Un abrazo.
Lucas Garra.

——————————–

Hola, Lucas:

Gracias por tu mensaje. Entiendo perfectamente tus preguntas, es lógico. Te cuento un poquito más, espero resolver tus dudas.

Como bien dices, conservas todos tus derechos de autor y además nosotros no tenemos el derecho de explotación en exclusiva. Tanto los textos como las fotografías que nos envían se firman a su autor intelectual siempre. De hecho ese es el objetivo de la revista, que todo el mundo pueda escribir y contarnos su historia sin mediación del redactor (más allá, claro, de la edición ortográfica y gramatical del editor así como de espacio para adaptar los textos a las maquetas existentes).

La revista acaba prácticamente de empezar a andar, este mes de diciembre se distribuyó la primera. La segunda debe de estar a punto. La zona de distribución es, como te comentaba, Valdepasillas. En edificios seleccionados, se buzonea. Por ello no te puedo proponer que la hojees, pues no está en kioskos. Tampoco tenemos edición digital. En caso de que colaborases, te enviaríamos por correo un ejemplar a ti, por supuesto.

Te puedo especificar que tiene 32 páginas y es un papel couche de 120 gramos, en A4. Los contenidos son temas de ocio, cultura, historias humanas locales, familiares, etc. Alejados de políticas y polémicas. Está divida en 3 grandes áreas (De cerca, sobre noticias, información de servicio, actualidad,…; reportajes centrales, que suelen ser 4, a doble página; y una última parte de agenda y ocio, junto a una última historia o fotografía a modo de contraportada que actúa de broche final). Te pongo como ejemplo, sobre los temas, algunos de los que hemos tratado en estos dos números. Un reportaje del Club Magic Extremadura de Ajedrez, en el que nos contaban el paso por sus filas del último campeón mundial de ajedrez Magnus Carlsen; un reportaje sobre blogueras de moda de la zona; una entrevista con el cineasta local Alex Pachón, ganador de un festival de cortos en Pekín; la puesta en marcha de un proyecto nuevo llamado El árbol de los chupetes que pronto echará a andar en la ciudad; un reportaje sobre la moda de compartir coche para viajar; un artículo sobre el aniversario del club de Vespa de Badajoz; otro sobre los orígenes y la historia del Belén por Navidad y la tradición en Badajoz…

Todos ellos con la colaboración, bien escribiéndolos, bien concediéndonos entrevistas y fotos, los particulares o asociaciones protagonistas de las historias. Pues ese es, en definitiva, nuestro objetivo. Son, como ves, colaboradores puntuales, que, por supuesto si lo desean, pueden ser habituales. La redacción está centralizada en Madrid, pues estamos poniendo en marcha varias revistas similares, independientes y centradas en su zona cada una de ellas. En el caso de Badajoz, el editor soy yo.

Sobre el tema de anunciar tus talleres, como te decía, puedes señalarlo como mejor encaje en el formato de texto que escribieras, si finalmente te animaras, y en la agenda de eventos. De acuerdo a nuestra línea editorial no tenemos publirreportajes, pero faltaría más que un colaborador no anunciara una actividad que desee y que pueda ser de interés para los lectores y relacionada con el asunto del que nos habla.

Espero haber resuelto tus dudas, si no, no dudes en preguntarme cualquier cosa.

También espero que tras conocer un poquito más nuestra revista te animes a participar. Si es así, podemos concretar con que te apetecería. La contraportada de la que te hablaba puede ser una bonita opción, pues puede ir una foto grande y un pie de foto de tamaño importante. Si prefieres escribirnos sobre algún asunto e ilustrarlo con tus fotos, perfecto también.

Espero tu respuesta, Lucas. Puedes contestarme a este mail y a la dirección ————– y te llegará un correo con las CONDICIONES de publicación. Son una retahíla legal, no te asustes y si tienes más dudas hablamos. Pero sobre todo lo que me preguntabas, tu mantienes tus derechos.

Muchas gracias por tu interés y tus palabras, de nuevo. Un saludo, Lucas.

Jesús
Editor
hibu Mediaworks, S.A.U.

——————————–

Hola Jesús.
Gracias por responder a mis dudas.

He leído y releído tu último mail y me he dado cuenta de que no he debido de entender bien tu propuesta de colaboración.
Lo que en un principio había interpretado como una colaboración a cambio de publicidad no parece que sea así. Corrígeme si me equivoco, por favor.

¿Me pides que “calzase” entre el texto que escribiera información sobre mis talleres de fotografía? Si no he entendido mal y tu propuesta es esa, a mi esto me parece poco serio!! Yo creo que cada cosa debe de estar en su lugar: la fotografía, el artículo o la historia en su espacio y la publicidad en el suyo.
Lo de la agenda, sí lo había entendido bien.
 
Ya sé que yo no soy una gran firma, ni siquiera un personaje de esos famosos, y tal vez no llegue ni a personajillo, pero esta no era mi idea de una colaboración.
Ya que no me habías propuesto ninguna retribución económica pero sí hacías mención a publicitar mis talleres o mis clases, daba por hecho que sería de un modo más correcto, por no decir más serio, pero no pensaba que hablabas de “colar” entre el artículo un asunto (mis talleres o mis clases) que casi con toda seguridad no tendría nada que ver con el tema del que yo estaría hablando.
Pensaba que hacías referencia a colocar bajo el artículo o la foto un anuncio a modo de faldón. No era así ¿verdad?
 
Entiendo y respeto que vuestra línea editorial no contemple los publireportajes, y cierto es que tampoco yo me había planteado esa posibilidad porque prefiero la inserción de publicidad más continuada, pero Jesús, debes entender que mi forma de trabajar tampoco contempla regalar mi trabajo…al menos de momento. Es más, esta opción de regalar trabajos fotográficos, artículos o reportajes se da en casi todas las publicaciones, importantes y no tan importantes, de este país. Y te lo digo yo que trabajo en una.
¡Después nos llevamos las manos a la cabeza cuando hablamos de cómo está la profesión de periodista y de fotógrafo! ¡Si es que al final ni nosotros mismos nos tenemos respeto!

Supongo que tu por tu trabajo tendrás tu retribución, igual que la imprenta que tira la revista, los que la reparten y también los de Madrid.
Y yo me pregunto qué ha pasado para que en esta cadena de trabajo, que comienza en las calles con una cámara fotográfica, una pluma o una grabadora y termina en las manos de un lector, como pueden ser los de ‘Mirador de Badajoz’, unos sí tengan derecho a cobrar su minuta (en dinero o en especias) y otros tengan que conformarse con bonitas palabras y promesas banales que no sirven ni para pagar los gastos de calle.

Tengo una curiosa anécdota que me ocurrió con una publicación de Madrid llamada ‘Padres y Colegios’. Espero no aburrirte.
Cuando regresé de los campos de refugiados del Sahara, en Argelia, después de realizar un reportaje sobre la educación infantil en esa zona, esta publicación quería contratarnos, a mi como fotógrafo y a un compañero como redactor, para realizar un trabajo similar pero en Londres, en una High School para niños de familias británicas ricas. Cuando hablamos del precio del reportaje su oferta solo cubría la retribución del redactor. Al preguntarle mi compañero qué pasaba con los honorarios del fotógrafo, la respuesta de la publicación fue la siguiente: -“¡Ah!, ¿pero el fotógrafo también quiere cobrar?”
Para no dejarte en ascuas te confirmo que finalmente realicé mi trabajo y cobré lo que me correspondía.
A esto me refiero en mi anterior mail cuando dije que es importante dejar las cosas claras desde el principio.Quiero decirte con esto que salvo que tu propuesta sea algo más seria, sinceramente, ese modo de colaboración que me propones ahora mismo no me interesa.
Jesús, si sigues interesado en que participe de esa bonita aventura que has iniciado en Badajoz, estaré encantado de verdad, pero lo siento, no bajo la premisa del todo gratis.
Quedo a la espera de tus noticias.
Saludos.
Lucas Garra
——————————–

Hola Lucas,

Soy Fátima…, editora jefe de las Community Magazines. Entiendo tu preocupación por defender la dignidad de la profesión y me parece muy comprensible y muy loable.

Llevo más de 17 años trabajando en la edición de revistas y realmente estoy muy contenta y orgullosa de trabajar, como mi compañero Jesús, en este precioso y muy serio proyecto en el que trabajan otros muchos periodistas, diseñadores, etc…

Esta revista es un escaparate para que el que todo el que quiera y pertenezca a la comunidad en la que se distribuye pueda utilizarla para contar sus historias, mostrar sus trabajos, darse a conocer o, simplemente, compartir algo con el resto de lectores. Evidentemente, cada quien es muy dueño de participar o no.

Por eso, Jesús te explicó cómo participar para que, al mismo tiempo, pudieras promocionar tus cursos (si así lo deseabas). En esta revista, la publicidad se contrata aparte y es completamente independiente de la línea editorial, y por ese motivo no podemos dar formato de “publirreportaje” a ninguno de los artículos que nos llegan de colaboradores.

De cualquier modo, gracias por interesarte por nuestra revista.

Recibe un cordial saludo.

Saludos,
Fátima
Regional/Centralized Publication Senior Manager
Community Magazines Spain
hibu Mediaworks, S.A.U.

——————————–

Hola Fátima.
Encantado de saludarte.
Creo que la situación no termina de estar clara para una parte o simplemente es que alguien no quiere ver lo claro que realmente está todo.

No quiero que pienses que me siento adalid de ningún gremio o causa. Yo no sirvo para eso. Me alzo en defensa del respeto a mi trabajo, a mi formación y a mi experiencia.

Me alegra saber que los que trabajáis en ese proyecto os sentís orgullosos de realizarlo, pero mi pregunta es ¿trabajáis gratis? ¿por amor a la profesión? Yo también me siento orgulloso de mis fotografías y amo lo que hago, pero al igual que tu, intento ganarme la vida.

Llevo 27 años trabajando en el mundo del diseño gráfico, la fotografía y la comunicación, los 14 últimos en un periódico, y sentirme o no orgulloso de ello no significa que deba ir regalando mi trabajo a todo aquel que me lo pida. Yo también tengo necesidades que cubrir, empezando por las básicas.

Vosotros habéis solicitado mi colaboración y yo acepto encantado la propuesta, Fátima, pero no gratuitamente.
No solo no os planteáis la idea de pagar por la colaboración sino que además os permitís señalar en el pliego de condiciones que me habéis enviado que los trabajos que se publiquen podréis utilizarlo posteriormente donde, como y cuanto os plazca, sin ningún tipo de beneficio para quien lo realizó. Lo de poner el nombre del autor se presupone, aunque al final, la gran mayoría de veces se olvide hacerlo.

Entiendo que es un juego beneficioso a nivel empresarial y seguramente atractivo para muchos becarios y blogueros.
Insisto, son muchos años los que llevo en esto y sé muy bien cómo funciona la publicidad en un medio de comunicación y te digo que si se quiere se puede insertar publicidad junto a un artículo sea quien sea el departamento o empresa que dirija la gestión editorial o publicitaria. Y si esto no es así es que hay un serio problema de comunicación interna entre los diferentes departamentos del medio.

Aquí hay algo evidente y es que esa línea editorial de la que hablas lo que realmente quiere son, como decimos en mi tierra “guarros gordos que pesen poco”.

Solo me queda agradecerte a ti y a Jesus el interés que habéis mostrado por mi trabajo y si en algún momento os apetece que iniciemos esa colaboración basada en unas condiciones interesantes para ambas partes, te aseguro que estaré encantado hacerlo.

Saludos, Fátima.
Lucas Garra.

——————————–

La conversación termina con ese último mail.

Lo plasmado en este post es una de esas anécdotas que le dejan a uno mal sabor de boca y de la que se pueden sacar muchas conclusiones.

Y es cierto, yo también me siento tentado a veces a decir que sí y aceptar la bajada de pantalones. No porque me guste que me den por donde amargan los pepinos sino porque uno cree que aceptando esas condiciones va a conseguir superar lo que, en nuestra particular película mental, nos creemos que es una prueba para ver si valemos o no, y que una vez superada, en los siguientes trabajos nos van a cubrir, como mínimo, los gastos ocasionados por nuestro reportaje o artículo.

Casi nunca es así. Menos aún en estos momentos donde los medios de comunicación, sobre todo españoles, se pasan la calidad por el forro de los cojones, con perdón. Lo que les vale es que mientras más barato mejor y si es gratis, mejor aún.

Una vez que has regalado tu trabajo por primera vez ya no hay marcha atrás. Ya no se espera otra cosa de ti. Pedir o suponer que te van a pagar por las siguientes publicaciones es solo una ilusión óptica… y cerebral, seas bueno o malo en lo que haces. Y ahora las publicaciones, grandes y pequeñas, ven la crisis como la excusa perfecta para sostener esa idea.

Como digo en el mail no me siento ni me alzo en adalid de ninguna causa, gremio, grupo o asociación. Si de algo sirve a otros, bienvenido sea. Pero solo pido respeto hacia mi trabajo, el que creo merecer por los años y capital invertido en trabajo, material, equipo, formación, documentación, viajes y experiencia.

Saludos.

Road-movie-documental-musical

trikitixa

Las ganas de contar historias nos unió un día en Barcelona para iniciar una aventura en Bosnia i Herzegovina.

Tal vez la edad, trabajar en medios de comunicación o yo que sé hizo que hubiera una conexión especial. Yo me inclino a que fue el respeto por nuestro trabajo.

Ahora mi querido amigo Mikel Goñi Larrea, se ha embarcado en un proyecto documental al que él denomina road-movie-documental-musical.
Contará la historia del grupo de trikitixas (una especie de acordeón) ‘Kaña 2 Kaña’ en un viaje a Italia; estos son un grupo de alumnos de la Escuela Municipal de Música de Donostia, y tienen una característica propia: son mayores, de unos 56 años de media.
Por otro lado, y teniendo en cuenta que algunos alumnos de piano de la misma escuela hicieron un viaje a Berlín para ver una fábrica de pianos, ellos decidieron hacer un viaje a la fábrica de pianos Zero Sette en Italia. Todo esto impulsado por la pasión que sienten por la trikitixa en particular, y por la vida en general.

El documental gira en torno a ese viaje y a la historia de la trikitixa en el País Vasco. Un documental titulado Trikifolia

Pero hoy la financión es indispinsable para realizar cualquier proyecto y me ha pedido el favor de promover su bonito proyecto. Se puede colaborar desde 5 euros y también dándolo a conocer. Además me deja bien claro que si el proyecto no saliera adelante podéis estar tranquilo porque se devolvería el dinero.

Desde aquí os animo a visitarlo y ayudar a que esta historia también pueda ser contada.

Más detalles en: www.goteo.org/project/trikifollia